• UbuCon Latinoamérica 2016
  • Ubuntu Phone
  • Rápido, seguro, libre e increíblemente fácil de usar
  • Ubuntu: Linux para seres humanos
  • Linux es Educación. Linux es Ciencia
  • Ubuntu es diseño, Ubuntu es innovación
  • Ubuntu León semper plus ultra
  • Keep calm and enjoy Ubuntu
  • Usa el teclado como se merece con el Dash de Ubuntu
  • pf-kernel para Ubuntu
  • Convierte tu iMac en un ordenador de verdad
  • Unity. Al fin un escritorio ordenado
  • Software libre, para una sociedad libre

Consecuencias naturales: Windows 10 ha llegado y su sistema de ficheros también.

Entrada escrita por: Francisco Javier Teruelo de Luis
Buenas.

Hace un tiempo (aquí) Ricardo nos hablaba del problema para acceder a una tarjeta de 64 GB. Aparentemente se trataba de la capacidad... y su solución funcionaba.

Con la lenta expansión del windows 8 y el 10 han empezado a aclararse las aguas; no se trataba específicamente del tamaño de unidad sino del nuevo sistema de ficheros de Windows. Como en su momento con el ntfs es necesario instalar un controlador especial para potenciales USB, memorias o particiones creadas con su nuevo sistema -que supongo diseñado para direccionar más tamaño sin problema y aumentar la seguridad de los datos pero no lo sé, tampoco he profundizado en el tema-. Es decir, un viejo USB de 2 GB (si aún os sobrevive alguno por ahí) formateado en un equipo windows nuevo no se abrirà en linux. Ya conocéis su filosofia: La retrocompatibilidad es para débiles y evita que la gente se gaste dinero en maquinaria nueva, hay que eliminarla porque nuevo es mejor, por definición y sin analizar nada.
La solución, como ya nos explicaron, es extremadamente facil: por defecto nada más acabar la instalación hacemos:

sudo apt-get install exfat-fuse exfat-utils
... y arreando, ya no hay problemas.

Pero éste será otro argumento contra nosotros y deberemos malgastar tiempo explicándolo.

Seguimos (en breve la segunda entrada de LVM)

Artículos relacionados