• UbuCon Latinoamérica 2016
  • Ubuntu Phone
  • Rápido, seguro, libre e increíblemente fácil de usar
  • Ubuntu: Linux para seres humanos
  • Linux es Educación. Linux es Ciencia
  • Ubuntu es diseño, Ubuntu es innovación
  • Ubuntu León semper plus ultra
  • Keep calm and enjoy Ubuntu
  • Usa el teclado como se merece con el Dash de Ubuntu
  • pf-kernel para Ubuntu
  • Convierte tu iMac en un ordenador de verdad
  • Unity. Al fin un escritorio ordenado
  • Software libre, para una sociedad libre

LINUS TORVALDS LO DEJA BIEN CLARO: HELLO MARK SHUTTLEWORTH, BYE BYE RICHARD STALLMAN.

Entrada escrita por: Fernando Lanero Barbero

Leyendo ayer una discusión en la cuenta de Google+ de Greg Kroah-Hartman (reconocido desarrollador del núcleo de Linux) sobre los problemas de licencias en el software libre, en la que también está participando Matthew Garrett, Jono Bacon y Linus Torvalds, me ha llamado poderosamente la atención la postura de éste último en la que afirma categóricamente hablando sobre la licencia de la FSF*:

“…históricamente la CLA** de la FSF fue la mas pesada de todas, requiriendo una copia en papel para luego ser enviado por correo, puede ser que con el tiempo, la FSF haya aceptado finalmente que esas cosas pueden ser enviadas electrónicamente, pero aún rechazo tener que hacer todo con la FSF después de que ellos querían que yo les enviase “arboles muertos a través del océano” con el fin de que se aceptaran algunos parches triviales.

De hecho, puedo decir que tanto Qt como Canonical están muy adelantados en esto haciéndolo mucho mas fácil, al menos ellos te dicen “seguro, toma mis parches” que están online. En fin, personalmente prefiero trabajar con ellos en lugar de las locas reglas de la FSF.”
Si te interesa el debate, puedes leerlo completo aquí.

De todo esto, una simple reflexión. Me llama poderosamente la atención la ola anti Cannonical que se está generando en el mundo del software libre, cuando precisamente el creador de Linux es precisamente el que más les apoya en este aspecto. Por lo que me da la impresión que Mark Shuttleworth no andaba tan desencaminado con aquella frase suya en la que llamaba ‘Tea Party’ a los detractores de Mir:

“Mir is really important work. When lots of competitors attack a project on purely political grounds, you have to wonder what THEIR agenda is. At least we know now who belongs to the Open Source Tea Party ;) And to put all the hue and cry into context: Mir is relevant for approximately 1% of all developers, just those who think about shell development. Every app developer will consume Mir through their toolkit. By contrast, those same outraged individuals have NIH’d just about every important piece of the stack they can get their hands on… most notably SystemD, which is hugely invasive and hardly justified. What closely to see how competitors to Canonical torture the English language in their efforts to justify how those toolkits should support Windows but not Mir. But we’ll get it done, and it will be amazing.”

Que Mark Shuttleworth y Cannonical tengan sus ideas respecto a Ubuntu, me parece completamente legítimo. Son una empresa que está para hacer dinero y Ubuntu es su producto. Pero que ciertos sectores ven el potencial y el peligro que supone para sus ecosistemas la irrupción de un S.O. nuevo, tan bien planteado como Ubuntu, también. Y los detractores, en este caso, son muy poderoros.

* Free Software Foundation 
** Contributor License Agreement. Una licencia que básicamente le da derechos a los distintos desarrolladores de distros y aplicaciones (Canonical, Apache, RedHat, etc) defender sus propias aplicaciones en caso de infringimiento de copyright, así como lanzar aplicaciones como propias cuando en realidad provienen de un tercero.

Vía: Libuntu, Google+

Artículos relacionados



1 comentarios:

Victor De Vierna Amigo dijo...

Buen articulo :)